CIDENI

Proyecto de investigación del Centro Iberoamericano de Derechos del Niño (CIDENI)

PRESENTAN ESTÁNDARES PARA IBEROAMERICA SOBRE DETERMINACIÓN DE SANCIONES PARA ADOLESCENTES QUE HAN COMETIDO DELITOS

En el marco de la II Conferencia Iberoamericana de Derechos del Niño, que tendrá lugar a fines de noviembre en la ciudad de México, el Centro Iberoamericano de Derechos del Niño (CIDENI) presentará un completo cuerpo de Estándares Comunes para Iberoamérica sobre Determinación y Revisión Judicial de Sanciones Penales de Adolescentes, elaborados por el Grupo de Estudios Iberoamericano sobre Justicia Juvenil, que reúne a especialistas de varios países de la región

Los Estándares son el fruto de un proyecto de investigación comparada de dos años de duración, que examinó los sistemas de justicia juvenil de diversos países y las normas internacionales aplicables. Sus resultados se recogen en el libro “Proporcionalidad de la sanción penal de Adolescentes” (Thomson Reuters, Santiago, 2019), que será presentado en la misma conferencia internacional.

El Centro Iberoamericano de Derechos del Niño (CIDENI), con sede en Santiago de Chile, con la colaboración de la Cátedra Santander de los Derechos del Niño de la Universidad Pontificia Comillas (España), desarrolló un proyecto de investigación en derecho comparado e internacional, dirigido a elaborar unos Estándares Comunes para Iberoamérica sobre Determinación y Revisión Judicial de Sanciones Penales de Adolescentes. Los Estándares (disponibles en www.cideni.org) fueron elaborados por el Grupo de Estudios Iberoamericano sobre Justicia Juvenil, que reúne a especialistas de España, México, Costa Rica, Brasil, Perú y Chile, en el marco de un proyecto de investigación de dos años de duración, que incluyó la organización de dos conferencias internacionales (Santiago 2018 y México 2019) y una jornada de expertos organizada en Madrid, a comienzos de 2019.

La investigación se propone profundizar en las exigencias que la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño (CDN) supone para la justicia juvenil en los países de Iberoamérica. En la década de 1990, buena parte de ellos inició reformas a sus sistemas de justicia juvenil, estableciendo leyes, instituciones, medidas y sanciones especiales para responder a la criminalidad de adolescentes menores de 18 años, en cumplimiento de un mandato de especialidad de la justicia juvenil. De conformidad con esta exigencia, los delitos perpetrados por adolescentes deben ser enjuiciados de forma diferente a como se enjuician los que han sido perpetrados por adultos.

La investigación partió de la hipótesis de que, no obstante el avance que representó el establecimiento de esas nuevas leyes, instituciones y procedimientos especiales para los adolescentes infractores de ley penal, la legislación y los tribunales de los países de Iberoamérica carecen de criterios claros para determinar sanciones que “guarden proporción tanto con la infracción cometida como con las circunstancias de los adolescentes”, como exige la CDN.

En concreto, el proyecto se enfocó en los siguientes dilemas de la justicia juvenil: ¿Debe la ley definir de forma más o menos clara la sanción aplicable a cada delito, o debe dejarse mayor espacio a los tribunales para la determinen caso a caso? ¿Qué papel debe tener el principio del “interés superior del adolescente” en esta decisión? ¿Deben afectar a los adolescentes todas las reformas legales que en el sistema penal de adultos endurecen las sanciones?  ¿Debe la gravedad del delito ser la consideración decisiva al determinar la sanción? ¿Y qué pesa más al determinar esa gravedad, el daño objetivamente causado o la intención del adolescente? ¿Puede imponerse una sanción menos severa en atención a las circunstancias de vida del adolescente, como su situación familiar, escolar, sus adicciones? ¿Y qué información personal del adolescente es lícito dar a conocer en el juicio? ¿Bajo qué condiciones se puede modificar la sanción durante su cumplimiento?

Los resultados de la investigación se recogen en el libro “Proporcionalidad de la sanción penal de Adolescentes”, editado por Thomson Reuters (Santiago, 2019), que será presentado en la misma conferencia internacional en México.

El libro, prologado por el destacado Catedrático de Derecho Penal español, Francisco Muñoz Conde, consta de tres partes. La primera recoge informes nacionales elaborados por especialistas de cada uno de los seis países estudiados, sobre la legislación y la práctica de determinación y revisión judicial de sanciones de adolescentes. La segunda parte ofrece tres estudios temáticos sobre las normas internacionales sobre derechos del niño que deben servir de marco a la determinación de sanciones, el derecho penal juvenil alemán y la justicia juvenil de los Estados Unidos de América, junto a una compilación estadística sobre la práctica sancionatoria respecto de los adolescentes, en los países estudiados. Finalmente, la tercera parte del libro contiene los Estándares Comunes para Iberoamérica sobre Determinación y Revisión Judicial de Sanciones Penales de Adolescentes.

Los Estándares Comunes buscan contribuir al perfeccionamiento de la legislación y al desarrollo de la jurisprudencia para realizar la exigencia de que las sanciones penales de adolescentes guarden proporción con la infracción y con sus circunstancias personales, en un sistema de justicia racional, justo y orientado a la inserción social.

Noviembre de 2019

Descargar resumen de los estándares acá.

Compra del libro acá.