CIDENI

Estudios «Yo Opino, es mi derecho»

Vincular la participación de niños, niñas y adolescentes.

Durante 3 años, de manera inexplicablemente silenciosa, casi 2 millones de niñas, niños y adolescentes participaron de un proceso desplegado en todo Chile que se llamó “Yo Opino, es mi derecho”.

Entre 2015, 2016 y 2017 se llevó a cabo periodicamente consultas nacionales en el marco del sistema escolar, desde el nivel de transición  (4 años) hasta los 18 años (cuarto medio), en todas las regiones del país, incluyendo las zonas extremas. Se hizo en establecimientos educacionales municipales, subvencionados y particulares pagados, y los temas conversados fueron los derechos de los niños y niñas, los valores democráticos y la Agenda 2030 sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible, respectivamente.

El objetivo de esta iniciativa fue que los niños, niñas y adolescentes pudieran deliberar en temas que son de su interés y que afectan sus vidas, que les permitiera expresar sus puntos de vista, tomar conciencia de su entorno, de las diferentes realidades, ejercitar la necesidad de escucharnos y respetar la opinión de los demás, reconociéndolos como sujetos de derecho, desde sus primeros años de vida.

El derecho a la participación de niños, niñas y adolescentes (artículo 4 de la Convención de Derechos del Niños (CDN)) no solo es un derecho más, sino que representa un pilar central en el desarrollo de los niños y de nuestra sociedad: escuchar, expresar sus opiniones en todo lo que les afecte y que su participación sea debidamente tomada en cuenta por su ámbito familiar y las autoridades. Al escuchar a los niños y niñas se abre la oportunidad para reducir vulnerabilidades al conocer de primera mano los problemas, miedos, dificultades y generar mecanismos para enfrentarlo.

Hoy estamos frente a un desafío nacional que nos obliga a cambiar y mejorar los mecanismos de participación y las políticas y programas para proteger y promover los derechos de la infancia y adolescencia. Se trata de construir una nueva relación entre ellos y la sociedad chilena, reconociéndoles como sujetos de derecho. Y para eso su opinión es fundamental.

Dado lo anterior, es evidente que el material obtenido de esta consulta masiva a la infancia y adolescencia, liderada por el Consejo de la Infancia y apoyada por los ministerios de Educación y Desarrollo Social de esos años, además del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, resulta muy relevante como información de contexto para debates y cabildos que se organicen, sino también para responsables de políticas públicas y programas a nivel territorial.

El llamado urgente de los niños, niñas y adolescentes por la paz, por combatir la pobreza, por enfrentar las discriminaciones, está plasmado en estos documentos y arrojan muchas luces para ser consideradas.

Versiones del estudio:

2017
Yo Opino, es mi derecho

Participantes: 658.605 mil niños, niñas y adolescentes.

Estudio de opinión sobre la opinión y la jerarquización de los niños y adolescentes con respecto de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030. La metodología se adaptó para conocer las opiniones sobre los ODS de niños, niñas y adolescentes en el sistema escolar entre 4 y 18 años, a través de un sistema reflexivo y deliberativo.

La discusión se organizó en cinco ejes principales: las Personas, el Planeta, la Prosperidad, la Paz y las Alianzas, con una metodología apropiada para las edades propuestas.

Algunos resultados:

  • Todos los grupos de niños, niñas y adolescentes, de todas las edades, priorizaron el “Fin a la pobreza” y luego “Paz y Justicia”.

Ámbito Prosperidad

Dentro de las primeras prioridades, la “Reducción de las desigualdades” se dio prácticamente en todos los grupos de edades y de tipo de establecimientos educacionales, junto con “Trabajo Decente”.

Alta importancia a los temas de medio ambientes y sostenibilidad como “Energía asequible y no contaminante”,  “Ciudades y Comunidades Sostenibles”.

Para la versión 2017, haz click aquí

2016
Yo Opino, es mi derecho

Participantes: 424.446 niños, niñas y adolescentes entre 4 y 18 años.

En la segunda versión del estudio, se le consultó a niños, niñas y adolescentes por la promoción de derechos y prácticas democráticas; analizando los contenidos según derechos, responsabilidades, valores e instituciones, con un método ad hoc a la edad de los participantes.

Las siguientes tablas resumen la valoración de derechos -según las edades de los niños y adolescentes), los derechos menos valorados y que responsabilidades reconocen como prioritarias.

En esta versión del estudio se observa una nueva arista en la conversación, con la priorización también de los deberes que niños, niñas y adolescentes reconocen como parte de la vida en sociedad, cuya apreciación evoluciona según las edades, como se observa en la siguiente tabla:

Para la versión 2016, haz click aquí.

2015
Yo Opino, es mi derecho.
Niñas, niños y adolescentes construimos el país que soñamos

Participantes: 831.434 niños, niñas y adolescentes entre 4 y 18 años.

Su objetivo fue conocer las opiniones y propuestas que niños, niñas y adolescentes tienen sobre el buen trato (no violencia), la participación y la autonomía progresiva. Algunos resultados:

Sobre el Buen Trato, Respeto e Inclusión:

De 4 a 7 años fomentar las prácticas de colaboración e inclusión
De 8 a 9 años fomentar la inclusión, sin discriminación
De 10 a 12 años eliminar las discriminaciones
De 13 a 18 años, respeto a los rasgos propios de niños, niñas y adolescentes y su cultura.

Sobre Participación:

Promover la participación, los canales de comunicación y acercar el mundo adulto a los niños, niñas y adolescentes.

Para la versión 2015, haz click aquí.

*todos los gráficos y tablas pertenecen a los respectivos informes.