CIDENI

La Infancia en Chile ha disminuido casi en medio millón de personas en los últimos 25 años

La Fundación CIDENI presentó un estudio de análisis comparado de los datos censales de 1992, 2002 y 2017 con énfasis en la situación de la infancia y adolescencia en Chile. El trabajo caracterizó a la infancia describiendo algunos aspectos como su actual situación demográfica, identificar posibles diferencias a partir de variables como género, área geográfica, región, edad, develar cuántos niños(as) presentan carencias en sus viviendas, así como también visibilizar grupos minoritarios de niños y niñas, como inmigrantes y pueblos originarios. El informe no consideró datos sobre salud ni educación.

Entre sus principales conclusiones destaca que si bien la población de Chile ha crecido (17.574.003 personas en 2017) aquella referida a la población menor de 18 años disminuyó de manera significativa desde un 34,8% en 1992 a 24,2% en el 2017, es decir un 8,8% menos en estos 25 años, siendo la primera vez que se tiene registro de esta disminución en la historia de los censos modernos.



En la mayoría de los hogares en Chile no viven niños o niñas

El Censo 2017 constató que existen 2.558.155 hogares en que viven menores de edad, es decir en el 45,3% de todos los hogares del país habitan niños y niñas.

La proporción de hogares con niños(as), al igual que las cifras anteriores sobre la población menor de edad, anota una disminución significativa en los últimos 25 años.

Sobre el tipo de hogar donde viven los niños, niñas y adolescentes, en los últimos 25 años el hogar biparental (con un padre y una madre) ha ido perdiendo hegemonía de manera significativa, instalándose una heterogeneidad de tipos de hogar y todos ellos con relevancia numérica. El Hogar monoparental (en la gran mayoría con la madre como responsable) ha aumentado al doble (de 7,8% a 14,5% entre 1992 y 2017) constatando que la jefatura de hogar femenina a cargo de niños y niñas se incrementó al doble en los últimos 25 años, desde un 21,7% en 1992 a un 42,2% en 2017. Esto ha reforzando la idea de que el cuidado de los niños y niñas sigue siendo preferentemente una labor que desempeñan las mujeres.

Para acceder al estudio completo, descargar el documento aquí