CIDENI

Familias de acogida como alternativa a la internación

Con foco en los principios de la intervención con niños y niñas, el trabajo con las familias de acogida y las experiencias latinoamericanas y chilena, la especialista Matilde Luna dirigió un nuevo taller de Derechos en Acción de Fundación CIDENI en colaboración con Unicef Chile.

En el marco de la iniciativa Talleres de Derechos en Acción* de la Fundación CIDENI, se realizó el pasado 7 de marzo en el Hub Colunga, el Taller “Experiencias Comparadas de Familias de Acogida”, a cargo de Matilde Luna, Psicóloga y Magister en Minoridad y Familia, Directora de la Red Latinoamericana de Acogimiento Familiar, con participación de expertos nacionales pertenecientes a las instituciones relacionadas a la protección de infancia.

En esta ocasión, la especialista destacó que como centro de cualquier intervención con niños y niñas debe estar la convicción de poner fin al encierro, ya que éste puede ser aún más dañino para ellos, y que los cuidados alternativos, como lo son las familias de acogida, deben trabajarse con mucha responsabilidad.

Para la especialista internacional, los principios de idoneidad y necesidad, son elementales para evaluar las decisiones en torno a la vida de los niños y niñas. El primero consiste en trabajar para encontrar la mejor respuesta a la necesidad de cada niño y niña que llega a esta situación extrema, mantener claridad para tomar decisiones y contar con los dispositivos particulares para cada caso. El principio de seguridad, en tanto, se refiere a velar por no enviar a niños y niñas a cuidados alternativos cuando no es estrictamente necesario. En este punto, los participantes coincidieron que separarlos de sus familias sin mediar necesidad es una medida extremadamente dañina.

Las familias de acogida tienen por objetivo proteger a los niños y niñas, en línea con las Directrices de Naciones Unidas sobre adopción, en las que se reconoce que los cuidados familiares alternativos son una mejor opción al internamiento. El desafío para estos cuidados alternativos es preparar tanto a niños y niñas que han estado internos como a las familias que los acogerán. Según Matilde, una buena opción es una estrategia centrada en la escucha y el acompañamiento durante el proceso y la mantención del vínculo con sus familias de origen.

Experiencias en América Latina y Chile

Matilde Luna explicó que las experiencias de cuidado alternativo en América Latina son muy diversas, ya que están condicionadas según las pautas culturales de cada país.

En el análisis de la situación chilena, Luna reconoce que se ha avanzado en la batalla cultural sobre el derecho a vivir en familia y que el país podría avanzar hacia la profesionalización de  programas de familias para situaciones de urgencias de niñas, niños y adolescentes y los puedan recibir antes de encontrar una familia estable en vez de estar internados. Otro paso necesario en Chile es el establecimiento con mayor claridad del rol de las familias de acogidas, sean extensas (biológicas) o externas (sin relación de parentesco con el niño o niña), una mayor y más clara cautela en los ámbitos de acción y las diferencias entre familias de acogida y familias adoptivas.

Para Soledad Larraín, Directora de CIDENI, las familias de acogida juegan un rol de mucha importancia para niños y niñas, evitando el internamiento y manteniéndolos en un ambiente familiar. “Hoy existe una mayor legitimidad de las propuestas de cuidados alternativos para los niños, como son estas familias”, destacó.



*Talleres Derechos en Acción es una iniciativa de la Fundación CIDENI, en la que expertos nacionales e internacionales exponen sobre temas que afectan a infancia y adolescencia.